Can the Adult Brain Change for the Better? Wine Experts Offer Clues¿Puede el cerebro adulto crecer?

¿Alguna vez ha escuchado que una vez que se llega a la edad adulta, las células cerebrales comienzan a morir y disminuyen desde allí? Esa solía ser la forma en que pensábamos sobre la salud del cerebro pero, en las últimas dos décadas, hemos aprendido que algunas personas muestran cambios cerebrales positivos, llamados neuroplasticidad, incluso en la edad adulta.

El estudio más famoso que documenta este hecho fue el de los taxistas en Londres, expertos en navegación y memoria espacial, que tienen estructuras de memoria más grandes en sus cerebros en comparación con otros londinenses. Fascinante, pero ¿qué pasa con las áreas circundantes: las regiones del olfato y la memoria del cerebro, que son las primeras afectadas en la enfermedad de Alzheimer y Parkinson? ¿Puede esas áreas cambiar para mejor incluso en adultos?

Esta es la pregunta que quería responder nuestro equipo de investigación del Centro para la Salud del Cerebro Lou Ruvo de la Clínica Cleveland, pero primero el equipo tuvo que encontrar sujetos de estudio con motivos para cambiar esa área específica del cerebro como adultos. En otras palabras, ¿quién necesita convertirse en un experto en olfato y memoria? Repuesta: los sommeliers.

La nariz sabe

En los restaurantes de alta cocina, los sommeliers nos ayudan a elegir el vino y lo maridan con nuestras comidas. Los principales y más reconocidos maestros sommeliers pasan años aprendiendo sobre geografía, química, historia, legalidades, todos, por supuesto, combinados con los olores de vinos particulares. Estos estudiantes pasan un riguroso proceso de examen de cuatro pasos, que incluye degustación a ciegas, que se basa en la riqueza de recuerdos que han acumulado en asociación con olores particulares.

Sólo hay 230 maestros sommeliers en todo el mundo; y Las Vegas tiene el mayor número de ellos, 13, que cualquier otra ciudad de los Estados Unidos. En nuestro estudio se inscribieron trece maestros sommeliers, en el que utilizamos la resonancia magnética para evaluar los tamaños de varias partes de sus cerebros y la activación cerebral durante una tarea olfativa.

Los resultados fueron sorprendentes: Los sommeliers no solo tenían regiones cerebrales relacionadas con el olfato y la memoria más importantes, sino que los sommeliers más experimentados tenían las mayores diferencias. Sus cerebros también eran mucho más activos e interconectados durante el olfato que durante otras tareas sensoriales.

¿Qué significa esto?

Estos resultados son emocionantes porque sugieren que las regiones cerebrales más vulnerables muestran neuroplasticidad durante la edad adulta, lo que puede representar un mecanismo para futuras intervenciones y proporcionar evidencia de por qué debemos mantenernos activos y seguir aprendiendo a lo largo de nuestra vida..

Para obtener más información sobre la innovadora investigación que se está llevando a cabo en el Centro para la Salud del Cerebro Lou Ruvo, visite https://healthybrains.org/clinical-trials/ o clevelandclinic.org/brainhealthtrials.

Print Friendly, PDF & Email