Bebidas y salud cerebral: elija sabiamente

¿Cómo afecta su elección de bebidas a su salud cerebral?

¿Está pensando en su elección de bebidas? A primera vista parece inofensiva, pero una dieta constante de refrescos, bebidas de frutas, té helado con endulzante o bebidas preparadas con alcohol puede sumar muchas calorías vacías. Un exceso de calorías vacías puede desempeñar un papel en el desarrollo de la obesidad y la diabetes, y en última instancia contribuir a factores de su estilo de vida que afecten negativamente a su salud cerebral. Los mejores hábitos de salud cerebral comienzan con pequeños pasos, ¡y quizá con sorbos inteligentes!

Mejores bebidas para el cerebro

  • Póngase listo con el agua
    Al envejecer perdemos gradualmente nuestra capacidad de percibir la sed. La deshidratación puede causar ataques temporales de confusión y demencia. Trate de tomar 8 vasos de 8 onzas de agua al día, e incluso más en climas calurosos o después de hacer ejercicio. Mantenerse hidratado también puede mejorar su funcionamiento cerebral.
  • Café, té… ¡me hacen bien!
    El café y el té contienen antioxidantes que se cree que ayudan a proteger nuestro cerebro. Sin embargo, cuide de no consumir demasiado, ya que algunas personas son sensibles a la cafeína y a los efectos diuréticos de algunos tés y cafés.
  • Quizá un poco de alcohol
    Aprenda cómo puede afectar el alcohol a la salud cerebral, y cuánto alcohol es demasiado para su salud cerebral.

¡Guárdelo para una ocasión especial!

  • Refresco, ¡también de dieta!
    El refresco regular tiene un alto contenido de azúcar y no tiene valor nutricional, lo que también se conoce como calorías «vacías». El refresco de dieta no es mucho mejor. Algunas investigaciones sugieren que los azúcares artificiales pueden hacer que el cerebro reaccione como lo haría con el azúcar real, aumentando el deseo y antojo de dulces y causando confusión de la insulina.
  • Bebidas coloridas y azucaradas
    ¡Lea las etiquetas! Observe la cantidad de carbohidratos y el número de porciones. Recuerde que 5 gramos de carbohidratos equivalen a alrededor de 1 cucharadita de azúcar. Estas bebidas, que a menudo están repletas de colorantes artificiales, pueden añadir nutrición vacía a su dieta y contribuir al aumento de peso.
  • Bebidas deportivas
    A menos que esté sudando mucho en un clima caluroso, tenga fiebre, o esté deshidratado a causa de una enfermedad estomacal, los electrolitos de las bebidas deportivas son innecesarios y podrían contribuir a su carga de sodio del día.
  • Batidos
    Un batido con crema puede añadir hasta 800 calorías a su comida. Tendría que nadar activamente durante una hora o tomar una clase de ciclismo estático para convertir esas calorías adicionales.

¿Demasiada sed, o nada en absoluto?

Los cambios en la sed y la sed crónica pueden ser señales de enfermedad.   La deshidratación, la diabetes y ciertos medicamentos pueden hacer que sienta demasiada sed o que no perciba la deshidratación. Avísele a su proveedor de servicios de salud si siente algún cambio.

¡Usted puede hacerlo!

Hacer pequeños cambios en su estilo de vida puede ayudarle a mantener un cerebro sano, quizá un sorbo a la vez.

Visit: https://healthybrains.org/pillar-nutrition/ para ver más consejos sobre los alimentos y las bebidas para la salud cerebral.

Print Friendly, PDF & Email