MSActualmente no hay cura para casi 350,000 personas que viven con EM en los Estados Unidos. El trastorno proviene del sistema nervioso central, que ataca el cerebro y la médula espinal. El cuerpo comienza a atacarse a sí mismo cuando los glóbulos blancos (que combaten las infecciones) comienzan a inundar el sistema nervioso y le quitan la vaina protectora (llamada mielina) que recubre los nervios. Después de que los glóbulos blancos quitan la vaina de mielina, los nervios ya no pueden conducir la electricidad muy bien.

Esto produce una variedad de síntomas como:

  • Dolor: mayormente ardor, hormigueo y cólicos en las extremidades, la espalda y el cuello. Las personas con EM que afectan los nervios ópticos también pueden experimentar dolor detrás de los ojos.
  • Temblores: temblores de manos o extremidades
  • Disfunción muscular: calambres, dificultad para moverse o caminar, parálisis o debilidad muscular, rigidez, movimientos involuntarios o espasmos musculares y torpeza o falta de coordinación
  • Vértigo/mareos
  • Fatiga: tanto fatiga generalizada como motora o muscular
  • Intolerancia al calor vértigo, mareo, sensación de alfileres y agujas, hormigueo y / o ardor incómodo
  • Ansiedad: cambios de humor y depresión
  • Disfunción sexual: disfunsión eréctil
  • Dificultad para orinar: incontinencia o fugas, ganas de orinar o indecisión para orinar
  • Constipación
  • Deterioro del habla: discurso confuso o dificultades con la voz
  • Deterioro cognitivo: dificultad para concentrarse, falta de atención y problemas de atención / concentración
  • Intolerancia al calor y al frío: empeoramiento de los síntomas de la EM debido a la exposición a temperaturas extremas

Las personas con EM desarrollan diferentes síntomas, por lo que es difícil predecir lo que los pacientes pueden sentir. Los síntomas pueden resolverse por completo, mejorar hasta cierto punto, pero seguir presentes, no cambiar o empeorar con el tiempo.

Aquí hay algunas formas de ayudar a controlar la esclerosis múltiple si a usted o un ser querido se le diagnostica la afección.

Cómo hablar con su médico acerca de los medicamentos

Los síntomas se pueden controlar con medicamentos administrados a través de inyecciones, infusiones o pastillas. El Centro para la Salud del Cerebro Lou Ruvo de la Clínica Cleveland trabaja con pacientes con EM para brindarles la mejor calidad de vida posible.

Vivir la vida al máximo

En general, los pacientes con EM pueden vivir una vida al máximo normalmente. Si bien es difícil planificar cómo los síntomas de la EM pueden afectar a la persona puntualmente, es importante no permitir que la enfermedad impida que uno logre sus objetivos o experimente cosas nuevas. La mayoría de los pacientes aún pueden trabajar, funcionar plenamente en la comunidad, criar familias y mantenerse físicamente activos.

Combatir los síntomas con opciones saludables

A veces los síntomas desaparecen por completo. En estos casos, los pacientes recuperan el control de sus movimientos y funciones. Muchos pacientes consideran que cambiar su dieta excluyendo los alimentos chatarra e incluyendo opciones más saludables como pescado, verduras y granos integrales que pueden contribuir a una mejor salud y bienestar en general. El ejercicio rutinario, el bienestar emocional / espiritual, la suplementación con vitamina D, evitar fumar y evitar o controlar los factores de riesgo vascular (por ejemplo, presión arterial alta, diabetes, colesterol alto, enfermedad cardíaca y enfermedad pulmonar) son, como se recomienda en los seis pilares de la salud del cerebro, enfoques saludables que pueden reducir la enfermedad EM y hacer que los pacientes se sientan mejor.

Los pacientes con EM que se hacen atender en el Centro para la Salud del Cerebro Lou Ruvo de la Clínica Cleveland para la atención de rutina de la EM tienen la opción de participar en un programa de Salud y Bienestar dirigido por la neuróloga especializada EM, la Dra. Carrie Hersh. “Los pacientes con EM a menudo tienen la sensación de que su enfermedad está fuera de control. Estas prácticas de bienestar proporcionan una forma para que estas personas recuperen parte de este control y sientan que están contribuyendo a su salud general”, dice la Dra. Hersh.

El Centro para la Salud del Cerebro Lou Ruvo de la Clínica Cleveland se esfuerza por avanzar en el desarrollo del tratamiento y las terapias para ayudar a los pacientes con EM a permanecer independientes y sin síntomas durante el mayor tiempo posible.

Obtenga más información sobre nuestro programa de ensayos clínicos y sobre cómo puede participar.

 

Print Friendly, PDF & Email