Amyloid-BetaLa enfermedad de Alzheimer afecta a 5,4 millones de estadounidenses y para el 2050, se espera que ese número se triplique. Con estas asombrosas estadísticas y las implicaciones sociales y económicas correlacionadas para nuestra sociedad, la búsqueda de un tratamiento viable o una forma de prevenir la enfermedad es una prioridad para muchos. Recientemente, un científico ha publicado los resultados de un pequeño ensayo clínico que investiga el uso de un medicamento experimental, el aducanumab, que muestra resultados muy prometedores.

Acumulación de beta-amiloide

El beta-amiloide son proteínas pegajosas que pueden agruparse y enredarse en el cerebro. Estas proteínas enmarañadas o placas de amiloide se teorizan como uno de los culpables involucrados en la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Recientemente se probó aducanumab, un fármaco experimental, con la esperanza de poder eliminar la acumulación de estas proteínas en el cerebro de las personas con Alzheimer en etapa temprana.

¿Qué hizo el Aducanumab?

En un estudio reciente publicado en Nature, 165 pacientes con Alzheimer en etapa temprana participaron para probar la inocuidad y la posible eficacia de aducanumab. Algunos de los participantes recibieron el fármaco experimental mediante infusión, a diferentes dosis, y al resto se les administró una infusión de placebo.

En el grupo de pacientes que recibieron aducanumab, sus escáneres cerebrales mostraron una reducción significativa en las placas amiloides y la cantidad de placa reducida se correspondió directamente con la cantidad de medicamento administrada. Prácticamente no se detectaron placas en los pacientes que recibieron la dosis más alta. Los investigadores dicen que este estudio mostró la mayor eliminación de amiloide que cualquier otro estudio previo.

Los investigadores también encontraron que un grupo de pacientes del estudio que recibieron aducanumab y fueron tratados durante más de un año informaron una disminución cognitiva más lenta en comparación con el grupo que recibió el placebo.

Los efectos secundarios informados de la droga incluyen hinchazón benigna en el cerebro y dolores de cabeza. Estos efectos secundarios se observaron con mayor frecuencia en el grupo que tomó las dosis más altas del fármaco o en aquellos que tenían una predisposición genética para el Alzheimer.

¿Qué sigue?

Aunque este estudio es el más prometedor hasta la fecha, fue un estudio pequeño, en las fases iniciales que tienen como objetivo probar la inocuidad del medicamento. Los investigadores continúan probando la inocuidad y eficacia del fármaco en ensayos clínicos más grandes. También se están estudiante otros fármacos similares a aducanumab.

Únase a un próximo ensayo clínico

Los investigadores para la salud del cerebro no podrían progresar en los tratamientos para el Alzheimer de esta manera si no fuera por los participantes en los ensayos clínicos. Conozca cómo puede participar en el esfuerzo por encontrar respuestas para la enfermedad de Alzheimer explorando las opciones de ensayos clínicos disponibles en su área.

Print Friendly, PDF & Email