El salmón es considerado una de las mejores fuentes de dos tipos de ácidos grasos omega-3 que estimulan el cerebro: el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). Estas dos grasas son fundamentales para el funcionamiento del cerebro, el corazón y los ojos.

Leer el artículo entero

Print Friendly, PDF & Email